jueves, 24 de mayo de 2007

HUBO UN TIEMPO LEJANO EN QUE EL PLANETA ESTUVO POBLADO POR LOS DINOSAURIOS...

“México de mis recuerdos” ...

Viene a mi memoria aquel pragmático profesor de ciencias que en alguna de sus interesantes cátedras, nos explicó:
Que en el universo todo se mueve, cambia, se renova a si mismo, y que el secreto más grande de la naturaleza se oculta en la evolución de las criaturas por su capacidad de adaptación permanente al cambio del entorno en donde habitan.

Adelante les repito las sabias palabras pronunciadas por él,
en aquella ocasión:

-“Hay quienes afirman que los dinosaurios desaparecieron del mundo por diferentes razones,
pero todas son imposibles de comprobar, sin embargo lo único cierto es que realmente
desaparecieron y que cualquier otra –incluida la especie humana- igualmente podría
también desaparecer”.

Apliquemos ahora esta reflexión a las

universidades particulares pequeñas
que aun no se deciden a cambiar

Estas universidades están hoy en una crisis recurrente y que tiende a crecer, pues los grandes consorcios tienen mejor oferta educativa, mayor soporte publicitario y promocional, captación asegurada de docentes expertos y acreditados, amplias y modernas instalaciones multifuncionales, distribución territorial estratégica de sus campus o sedes,
becas parciales y planes muy accesibles de financiamiento para sus alumnos.

Por otra parte...

¿Qué está pasando además
con las universidades particulares?

-Muchas instituciones educativas han sido parcial o totalmente adquiridas por agentes ajenos
al apostolado de la educación, cuyos intereses tienen otras metas distintas a las originales.

-La competencia ya no radica únicamente en la calidad y en la excelencia académica brindada,
hoy cuentan significativamente otros valores cambiarios que nada tienen que ver directamente
con la enseñanza recibida o el aprendizaje logrado, pues son simples “ganchos” o factores de
atracción, los cuales en la mayoría de los casos resultan superfluos e inútiles.


-Lo malo es que el valor del prestigio institucional real, se empieza a confundir con ostentación
de una imagen corporativa artificial o retocada por la publicidad, en donde lo más importante
es parecer lo que no son.

Y al no ser lo que parecen,
¿Qué son entonces?...

Al mismo tiempo en que la crisis alcanza esos valores de ética e identidad, las universidades particulares pequeñas que valerosamente se resisten al embate constante y no le ceden terreno a las grandes, a pesar de la presión que sufren, tienen que competir en absoluta desventaja contra torcidas variables del mercado, que han permutado a la verdadera satisfacción por lo aprendido por el atractivo de otros satisfactores suplementarios y no complementarios de la enseñanza.

Y por si fuera poco
lo anterior...

-Han perdido parte de su población escolar por causas incontrolables y cuya gravedad
se debe a la inevitable permanencia futura de tales fenómenos, como son:

· Saturación del mercado (mucha oferta/poca demanda),

· Nueva composición demográfica (con menos consumidores potenciales),

· Razones financieras (limitación de presupuesto para proyectarse respecto a las grandes),

-etc.

Conclusión:


Las grandes universidades particulares tienen todas las ventajas a su favor.


¿Qué pueden hacer las universidades particulares pequeñas
para permanecer activas, competir con las grandes y crecer?

-No quedan muchas opciones válidas que puedan seguir, pero afortunadamente para
ellas existe la oportunidad histórica, propiciada por el abaratamiento de la tecnología
educativa de información y comunicación, como el “e-Learning” CBT & WBT
(“Computer and Web Based Training”), que les puede ayudar muchísimo.


-Y también el recurso de avances notables como el Aula Virtual GlobalITec - Américas,
que les proporciona un salón de clases completo, en un espacio virtual muy práctico
y económico.

-La solución tecnológica anterior se complementa con la fórmula siguiente:

- IMPARTIR OTRAS CARRERAS QUE SEAN NECESARIAS E INNOVADORAS, PARA

COMPENSAR CON ELLAS, LA ACELERADA DISMINUCIÓN EN LA MATRÍCULA DE
LAS PROFESIONES CLÁSICAS QUE HOY ESTÁN SATURADAS Y COMPETIDAS.

- Esta opción es excelente y v
iable de realizar,
-Tiene relación una relación favorable de COSTO/BENEFICIO.
POR ESO MISMO...

- Deben conocerla y considerarla las universidades particulares pequeñas
que no quieran desaparecer como ya antes se esfumaron los dinosaurios.

Pronto continuaremos analizando la situación actual y las grandes ventajas de la solución propuesta.

Para mayor información y atención inmediata,
contacte con: leohurtado@okibcm.com